Significado de la Sanadora Práctica Creativa

Arte por Erika Murcia & Digitalizado por Erick Diaz

↝ Durante mi vida y en mi labor creativa he estado en una búsqueda constante en recuperar mi hogar, y recuperar mi derecho a pertenecer en este mundo. Nací sin patria, en un campamento para refugiadas, sin padre por culpa del machismo, y he sido expuesta a violencia estructural promulgada por la militarización e intervenciones de los Estados Unidos.

↝ En mi pre-adolescencia las experiencias de abuso escolar fortaleció mi más profunda misión: transformar este mundo en la forma justa como debería ser. Yo quería combatir las prácticas tóxicas en las que la religión organizada profundiza la injusticia a través de sistemas jerárquicos de valor herencia del colonialismo, al mismo tiempo que yo reconocía mi poder como una niña Indígena y el de mis comunidades. Yo he tenido la habilidad de confrontar dichos sistemas con mi habilidad de nombrar estructuras sociales específicas que causa marginalización, luego reflexionar colectivamente, tomar decisiones individuales y comunales en cómo generar cambio en nuestras realidades, sin comprometer nuestra seguridad y la de nuestras seres queridas. Estas prácticas son una forma radical para reclamar nuestra conexión con la Pachamama, una espiritualidad liberadora. 

↝ Recuerdo vívidamente un incidente en la escuela; un día un acosador escolar en mi salón de clases (el hijo del alcalde de mi municipio) intentó tocar mi cuerpo sin consentimiento. Estas agresiones habían estado ocurriendo durante todo el año escolar y como chica, se me había dicho en esferas socio-culturales fuera de mi hogar que mi voz no valía  – lo cual yo había internalizado como la verdad. Ese día en clase, usé mi poder al nombrar mi dolor frente al abusador y al frente de todas mis compañeras. Yo estaba nerviosa pero con la cabeza en alto. Le dije al abusador: estoy cansada de tu abuso psicológico y no te doy permiso de tocarme. Hablar en frente de toda la clase fue una manera de hacerlo responsable.

Después del incidente, me salí del aula, no sentí vergüenza pero si lloré porque fui valiente al reconocer que sus comportamientos me hacían daño y que mi cuerpo me pertenecía. 

También me sentí asustadisima de la nueva yo, la chica valiente que se levantó la frente y abogó por sí misma. Yo estaba en transformación hacia un sentido de auto-empoderamiento. Yo estaba mudando mi piel de Serpiente hacia el cambio. Algunas compañeras me dijeron que no estuvo bien avergonzar al abusador en frente de la clase, esto profundizó mi dolor. Aunque también hubo personas que expresaron solidaridad y me apoyaron a procesar la experiencia. Identificar asociaciones confiables fue un aspecto clave en este proceso de aprendizaje. Desde entonces, ha sido mi misión utilizar mi Medicina Espiritual, no sólo para usar mi voz y abogar por mi liberación pero sobretodo para apoyar a las demás personas en su liberación. Mi deseo radical ese día fue crear una plataforma para priorizar y verbalizar mis necesidades, crear comunidad a través de relaciones saludables-nutritivas, y practicar rituales para la conexión humana. Yo estaba abrazando mi Medicina como guía y sanadora.

A través de herramientas pedagógicas críticas para procesar, rituales ancestrales, y creando espacio para las complejidades humanas he desarrollado una práctica para conectar a la gente para que puedan:

  • Sentir más conexión consigo mismas y con sus comunidades
  • Encontrar sustento emocional en validar y afirmar sus experiencias al mismo tiempo que nombramos la herida y sus causas
  • Reclamar su creatividad al reconectar con su propio poder y valores fundamentales

↝ Abrazar los cambios no es una tarea sencilla. Una tiene que invertir el tiempo necesario para la auto-conciencia para promulgar la transformación interna. Este proceso requiere resiliencia y energía. Reconectar con nuestro propio Poder y Medicina Espiritual para abrazar nuestros valores, reconocer nuestra creatividad ancestral y usarlos para la restauración interior, con nuestras comunidades y con la Tierra Madre. Todas estas prácticas son maneras de Reclamar Hogar Ancestral. Cada acción intencional y plena para escuchar nuestra voz interior sanadora, sustenta nuestras más profundas necesidades y prácticas creativas. 



Copyright © 2020-2021, Erika Murcia | Todos los Derechos Reservados